¿Qué es el cannabinoide THCV (Tetrahidrocannabivarina?


El THCV (Tetrahidrocannabivarina) es más psicoactivo que el THC

El THCV o tetrahidrocannabivarina es un cannabinoide de efecto similar, hasta cierto punto, al THC (tetrahidrocamnnabinol). Es más psicoactivo, de efecto más potente, pero de duración mucho más corta. En realidad, si tienes la oportunidad de encontrar alguna variedad con este cannabinoide, podrás experimentar en ti mismo que tan solo dura entre 5 y 7 minutos. Pero, ¡qué minutos! El efecto es notablemente psicodélico y los que tienen la oportunidad de probarlo lo describen como parecido al LSD, ya que es claramente alucinógeno.

Antes de proseguir, tenemos que aclarar que las variedades con altos porcentajes de este cannabinoide no deberían ser consumidas por novatos (podrían asustarse ante semejante colocón) ni por enfermos de anorexia, ya que, como ahora veremos, se utiliza para reducir las ganas de comer.

Pero sí bien es cierto que su potencial recreativo es enorme, quizás sea mucho más relevante su capacidad medicinal. En realidad, y dada la naturaleza ilícita del cultivo del cannabis, todavía se sabe muy poco acerca de los 111 cannabinoides descubiertos desde que en 1964 en Profesor israelí D. Raphael Mechoulam aisló y sintetizó el THC. Pero sí que sabemos que el THCv es uno de “los grandes”.

Posibilidades medicinales del THCV

Los estudios realizados demuestran su eficacia para tratar los siguientes trastornos:

Ansiedad y síndrome de estrés postraumático

Diabetes tipo 2

Obesidad

Parkinson

Ayuda en el tratamiento de ciertas adicciones como el alcoholismo y el tabaquismo

Algunos estudios indican que el potencial del THCV en el tratamiento de la obesidad es muy importante ya que disminuye el apetito. Quizás esto sea debido al notable incremento de la energía que se experimenta tras consumir este cannabinoide. Es curioso ya que, por el contrario, el THC sí que incrementa el apetito. Esto es consecuencia de su interacción con los receptores CB1 y CB2. Dado que el THC también incide sobre estos receptores, podemos concluir que el hecho de potenciar o disminuir el apetito depende de las cantidades de THC y THCV de cada genética. Por esta razón, los estudios realizados concluyen que, potencialmente, podría ser utilizado para combatir la obesidad. Pero, de momento, los estudios se han realizado con ratas.

Sí está demostrado que las variedades con altos contenidos de THCv son más euforizantes. Algunos laboratorios han demostrado que previene el estrés y la ansiedad típica de los llamados “malos viajes”. Igualmente también se ha demostrado su eficacia en el tratamiento del síndrome de estrés postraumático.

También es un gran antioxidante. Es un neuroprotector que ayuda a aliviar los síntomas de la enfermedad del Parkinson. Está demostrado que reduce los temblores propios de esta terrible enfermedad así como las lesiones cerebrales. También reduce las convulsiones en los ataques de epilepsia así como la frecuencia con que se producen.

GW Pharmaceuticals demostró en el año 2012 que el THCV es muy útil para controlar la diabetes tipo 2. Descubrieron que tiene la capacidad de regular los niveles de azúcar en la sangre y de reducir la resistencia a la insulina.

Aunque todavía queda mucho por investigar, no son pocos los expertos en química cerebral humana que creen que el THCV podría ser de gran eficacia en el tratamiento de adiciones como el alcoholismo o el tabaquismo dada su interacción con los receptores CB1.

Aunque la mayoría de las variedades con este cannabinoide, no superan un 2% de cantidad, se han descubierto que algunas sativas pueden alcanzar hasta un 24%. La diferencia es enorme.

¿Qué genéticas de marihuana contienen mayores niveles de THCV? Aunque todavía no se sabe demasiado sobre este excepcional cannabinoide, al menos ya sabemos qué tipo de variedades sí lo contienen. Ante todo busca sativas africanas como la variedad CREATIVE. Aunque también se han encontrado landraces afganas con mucho THCV.

Resumiendo: las genéticas de cannabis con altos contenidos de THCV pueden ser las favoritas de los usuarios lúdicos de la marihuana aunque esto no debe hacernos olvidar su enorme potencial medicinal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *