THC Delta 9 tetrahidrocannabinol


THC, el cannabinoide responsable del efecto psicoactivo del cannabis

El THC, acrónimo de tetrahidrocannabinol, es el compuesto del cannabis responsable del efecto psicoactivo, el colocón. En cierta manera actúa como el cannabinoide químico que se produce de forma natural en nuestro cuerpo, tal y como afirma el Instituto National de Drogas de Abuso. Los receptores cannabinoides endógenos se ubican en determinadas partes de nuestro cerebro.

Estas zonas están directamente relacionadas con nuestros pensamientos, la memoria, el placer, la coordinación y la manera en la que percibimos el tiempo. Cuando consumimos cannabis, el THC se adhiere a estos receptores y activa los receptores.

El THC es uno de los varios cannabinoides que se encuentran en la resina de las flores del cannabis. Lo producen unas glándulas que se dan en los órganos reproductivos de las flores. Pero no penséis que es el único compuesto cannabinoide del cannabis. Sin embargo, los demás cannabinoides, a excepción del THCv, no son psicoactivos; no nos producen ese efecto de “colocón” tan placentero. De entre ellos, probablemente el más conocido por todos sea el CBD (cannabidiol). El CBD no es psicoactivo y, en cierta manera, bloquea los efectos psicoactivos del THC. Podríamos de cir que entre ambos cannabinoides existe un equilibrio, un balance, para controlar la magnitud del efecto. Una planta con mucho THC y poco CBD te produce un efecto enorme. Sin embargo, otra que tenga incluso más THC pero también tenga un gran porcentaje de CBD, nos produce un efecto más controlado, menos psicoactivo.

¿Cómo nos afecta el THC?

El THC estimula ciertas células del cerebro que producirán dopamina, substancia que nos dará una sensación de euforia. También interactúa con la manera en que la información se procesa en el hipocampo; la zona del cerebro responsable de la creación de nuevos recuerdos.

El THC puede producir alucinaciones e ilusiones. Normalmente, los efectos duran un par de horas, más o menos. Sentirás “el pelotazo” unos pocos minutos después de consumir el cannabis. Sin embargo, las alteraciones psicomotrices pueden continuar más tiempo aunque tú tengas la sensación de que el efecto ya se ha pasado.

“En algunas ocasiones se han reportado episodios colaterales de ansiedad, taquicardia, elación, pérdida de la memoria a corto plazo, sedación, efecto analgésico y varios más. Sin embargo, un estudio llevado a cabo por el British Journal of Pharmacology, que otros tipos de cannabinoides, e incluso los terpenos , puede modular y paliar cualquiera de estos efectos poco deseables.” – según informa A.J. Fabrizio, experto en química cannábica, perteneciente a Terra Tech Corp, una importante empresa de California especializada en estudios sobre medicina cannábica.

Aunque hay docenas de cannabinoides en una planta de cannabis, el THC es el más conocido por ser el más abundante y el responsable del tan deseable efecto euforizante.

El aislamiento del THC fue descubierto por primera vez por el profesor y Doctor en química israelí, Dr Raphael Mechoulam. En 1964 el Dr Mechoulam aisló y sintetizó el THC partiendo de Hachís Rojo libanés. Su descubrimiento marcó el inicio de la investigación cannábica. Gracias a su estudio se descubrieron muchos otros cannabinoides. También descubrió los receptores cannábicos del cerebro humano y los endocannabinoides, que son compuestos químicos similares al THC que nuestro organismo produce de forma natural para mantenernos sanos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *