Paraguay es el segundo productor de marihuana del mundo


Con datos oficiales sobre superficies cultivadas, incautaciones y destrucciones por parte de las autoridades, podemos decir que hoy en día Paraguay es el segundo productor de marihuana del mundo, tras México que ocupa el primer lugar en el ranking

Paraguay es uno de los países más pequeños del cono sur y su ubicación geográfica le hace ser vecino de Brasil, Argentina y Bolivia.

En los años 60-70 Paraguay comenzó a cultivar marihuana de manera muy discreta principalmente en dos departamentos Amambay y Alto Paraná. Al mismo tiempo grupos mafiosos internacionales se iban asentando en el país por la estratégica situación junto a grandes productores de cocaína como Bolivia y a grandes consumidores de marihuana y cocaína como Argentina y Brasil.

Hay que destacar que el 90% de la marihuana que se cultiva en este país es de baja calidad y durante los diferentes trayectos de exportación se va empeorando, hasta llegar a ciudades como Montevideo o Buenos Aires prensada e impregnada de un desagradable e insalubre olor a amoniaco.

El resto de la producción sería el cultivo de semillas de marihuana feminizadas importadas que producen cannabis de un valor más alto para el mercado brasileño.

Al instalarse el narcotráfico y los grupos organizados, aumentar la violencia y el crimen de manera alarmante y tras la típica y fallida guerra contra las drogas que se libró en el país, el resultado es que el cultivo de cannabis se fue extendiendo por el resto del territorio paraguayo hasta sumar actualmente un total de 8 departamentos.

Actualmente se calcula que en Paraguay hay más de 20.000 campesinos que optaron por el cultivo de cannabis a falta de alternativas agrícolas sostenibles para ellos y sus familias.

La superficie total de cultivos de marihuana estimada estaría en 20.000 hectáreas.

En solo una operación que se llevó a cabo durante una semana se incautaron y destruyeron más de 1.200 toneladas de flores de cannabis.

El año pasado presentaron en la cámara de diputados una propuesta para legalizar el consumo y el autocultivo de hasta 30 plantas de marihuana por año y que supusó el comienzo de un debate que todavía sigue.

En días pasados un grupo de madres de niños con epilepsia refractaria y otras enfermedades presentaron en sociedad Mamá Cultiva Paraguay.

Las madres pidieron al estado que se les reconozca como organización, la legalización del uso y cultivo de cannabis medicinal, la libertad para comprar semillas de marihuana en el exterior y que el estado plante e investigue con variedades de cannabis medicinales.

 

El origen del cannabis sativa  Hachís rojo libanés making off  El origen del cannabis índica

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *