La OMS recomienda quitar el cannabis de la lista de sustancias peligrosas


La OMS recomienda recalificar el cannabis y retirarlo de la lista IV sobre drogas peligrosas

Más de medio siglo ha sido necesario para que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiende la retirada del cannabis de la Lista IV en la que se equipara esta planta con sustancias y drogas duras tales como la heroína, la cocaína o el LSD. Aunque hayan sido necesarias seis décadas para que esta organización finalmente comprenda que no se pueden poner al mismo nivel el cannabis y las demás drogas duras, es de sentido común y, por lo tanto, es digno de elogio ese paso adelante del que tanta gente se beneficiará.

Al menos ha sido solicitado por el director general de la OMS, Tedros Adhanom, en una carta, fechada el 24 de Enero del 2019, en la que exponían diversas argumentaciones y que iba dirigida al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres.

Efectivamente, la organización pide explícitamente la eliminación del cannabis de la Lista IV, elaborada por la Convención Única sobre Estupefacientes de Naciones Unidas, ya que esta lista es la más restrictiva existente sobre drogas y que fue redactada en 1961. La citada lista habla de “sustancias dañinas y con beneficios médicos limitados”.

Los países que firmaron la Lista IV consideraban el cannabis una droga peligrosa y sin beneficios medicinales. Sin embargo, desde el momento en que países relevantes y serios como Canadá o los EEUU legalizaron la marihuana, medicinal y, en numerosas ocasiones, recreativa, países que habían firmado la inclusión del cannabis en la Lista IV, como por ejemplo, Argentina, han cambiado de opinión. De hecho, en la provincia argentina de Jujuy, se está llevando a cabo el proyecto cannábico más grande del mundo. Y es que, no solo la verdad se acaba por imponer, y la consideración del cannabis como droga equiparable a la heroína es un dislate. También están los intereses económicos que se derivan del cannabis legal.

Afortunadamente, Naciones Unidas ha requerido una recalificación urgente en relación a la prohibición del cannabis y sus derivados tras reconocer sus propiedades terapéuticas. En efecto, el informe destaca la capacidad medicinal de la planta y sus derivados para el tratamiento del dolor, la epilepsia, la esclerosis múltiple y bastantes más desórdenes.

Mediante la carta de Tedros Adhanom a Antonio Guterres, se demanda someter a votación el asunto. Si todo sigue su curso, la votación tendrá lugar durante el periodo de sesiones número 62 de la Comisión de Estupefacientes que tendrá lugar el próximo mes de marzo (2019) en la ciudad austriaca de Viena.

Qué duda cabe de que estamos ante una de las decisiones más relevantes de la OMS al posicionarse en este sentido, ya que la retirada de la Lista IV podría llegar a cambiar la vida, la salud e incluso la situación económica de muchas personas.

Esta nueva postura es la consecuencia de una importante reunión de expertos en drogas de la OMS. Tras numerosos debates y una concienzuda analítica de la situación, se decidió avalar el cannabis como medicina para miles de personas que se veían sometidas a tratamientos del dolor y padecían enfermedades como las anteriormente citadas, con muy buenos resultados.

Desde la OMS se demanda que tanto el cannabis como sus derivados sean retirados de la lista IV para pasar a integrarse en la Lista I, que es mucho menos restrictiva. Tendremos que esperar hasta marzo para ver el resultado. Pero los expertos consideran que el sentido común se impondrá en Viena.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *